5 Lecciones para lograr la mejor boda (sin importar que sea invierno)

El comprometerte ha de ser el momento más feliz de toda mujer, por fin podrás pasar el resto de tu vida con el hombre de tus sueños y cumplir tu cuento de hadas, el problema viene antes de la boda y es cuando se tiene que planear. Generalmente las bodas se hacen en las fechas de […]

El comprometerte ha de ser el momento más feliz de toda mujer, por fin podrás pasar el resto de tu vida con el hombre de tus sueños y cumplir tu cuento de hadas, el problema viene antes de la boda y es cuando se tiene que planear. Generalmente las bodas se hacen en las fechas de septiembre hasta noviembre, pero nadie considera enero o febrero. Podría sonar como una receta para un desastre, pero contrario a lo que muchos piensan, puede ser un mes increíblemente especial, romántico y fuera de lo común.

Aquí las 5 lecciones para lograr la mejor boda en este momento del año.

  • Siempre asume lo peor en cuanto al clima

Puede ser muy pesimista, pero estar preparada para lo peor, significa estar preparada para todo. Es mejor estar preparado por si llueve o ese día hace mucho frío/calor y procura que haya elementos que permitan cierto nivel de calor en tu boda (nadie quiere morirse de frío en una).

  • Aléjate de los zapatos blancos

Es un look anticuado y aburrido. Es mejor optar por unos tacones que a ti te gusten, pueden ser de colores y no hay ningún problema. El bonus es que puedes seguir usándolos, eso sí, procura que te cubran lo suficiente para no pasar frío.

  • Un toque de la temporada festiva no se ve mal

Puedes hacer que algo tan simple, como el pastel, tenga un toque navideño. Puede ser muy agradable para los invitados y se puede ver muy bien. 

  • Un vestido de manga larga 

Un vestido con manga larga se puede ver igual o más elegante. Las novias han dejado de usar este tipo de vestidos, pero para una boda en invierno es una buena alternativa para no estar muriendo del frió. 

  • Di no a las flores festivas

Puedes usar flores de invierno que se pueden ver mucho más creativas y elegantes que las típicas bayas que la gente utiliza en diciembre. Puedes hacer que la decoración sea tan inesperada que destaque de una forma atípica, contrario a una boda en julio o prácticamente, cualquier otro mes del año.