6 consejos para evitar el sudor el día de la boda.

¿Les preocupa que el sudor manche su traje de novio o el vestido de novia? Si esta es una situación con la que han tenido que lidiar durante mucho tiempo, pongan pausa a los centros de mesa para boda. Si es preciso, no posterguen su cita con el dermatólogo y avancen con los catálogos de ramos de novia mientras […]

¿Les preocupa que el sudor manche su traje de novio o el vestido de novia? Si esta es una situación con la que han tenido que lidiar durante mucho tiempo, pongan pausa a los centros de mesa para boda. Si es preciso, no posterguen su cita con el dermatólogo y avancen con los catálogos de ramos de novia mientras esperan en el consultorio. Complementen su tratamiento con estos tips ¡y adiós incomodidad el día!

1. Elijan bien la locación de la boda.

Si no les atrae la idea de casarse en un salón con aire acondicionado y se decantan por una locación al aire libre, refresquen el lugar con ventiladores y cerciórense de colocar los necesarios de acuerdo al tamaño tanto del espacio como de la celebración. También podría resultarles más conveniente un evento por la noche o en temporadas de clima fresco.

2. Opten por vestimenta fresca.

Por muy encantadores que sean los trajes de novio y vestidos de novia modernos, presten más atención tanto a las telas como a los cortes. Inclínense por texturas naturales como el algodón, la seda o el lino y eviten los diseños ajustados, confecciones robustas con excesivas aplicaciones de pedrería y caudas interminables cuyo peso haría sudar a cualquiera. Dependiendo del lugar que elijan para su boda, los vestidos de novia cortos y las guayaberas podrían ser buenas opciones.

3. Maquillaje y peinado, a prueba de sudor.

Ante todo, platica con tu estilista para que pueda diseñarte un look acorde con tus facciones y, sobre todo, que te aporte frescura. Un error común es revestir la cara con muchas capas de maquillaje que terminan derritiéndose con las primeras gotas de sudor. En realidad, la clave está en elegir productos ligeros a prueba de agua y en acabado mate, no brilloso. Ya sean coronas con diferentes tipos de trenzas, coletas, moños altos o bajos u otros peinados recogidos fáciles, lo ideal es que despejes completamente tu rostro para que no te sofoques ante cualquier indicio de calor.

4. Crema hidratante + desodorante = menos sudor.

Esta sencilla fórmula consiste en aplicar crema hidratante en las axilas antes del desodorante. Con esta precaución lograrás prolongar el efecto del desodorante y neutralizar el olor. Otro truco que puede funcionar es poner el desodorante por las noches sobre las axilas limpias, de preferencia antes de dormir. Esto se debe a que durante el sueño no hay estimulación nerviosa y la transpiración es mínima. Al siguiente día, se realiza la rutina de higiene como de costumbre.

5. Coman bien y relájense.

La hiperhidrosis o sudoración excesiva es una afección en la que, como sucede con cualquier otra, el organismo está diciendo: “funciono diferente”. Las glándulas sudoríparas de quienes transpiran en exceso tienen una actividad excesiva, lo que ocasiona que la esto pueda llegar a ser incontrolable, incluso cuando la temperatura es fresca o el cuerpo está en reposo. Asimismo, los nervios, el enojo, el miedo, el estrés y el consumo de ciertos alimentos y bebidas pueden detonarla de forma impredecible.

Por muy difícil que sea, despejen su mente de los preparativos, dense escapadas para relajarse y no dejen que los precios de los pasteles de boda les quiten el sueño. Dormir bien es básico para reducir la ansiedad que traen desatada, ¿cierto? Eviten ingerir cafeína, picantes, cebolla, ajo, alimentos con alto contenido de sal y grasa días previos a la boda. Inicien un régimen alimenticio que incluya frutas y verduras, una rutina de ejercicio y beban suficiente agua, porque su organismo es más propenso a deshidratarse.

6. ¿Y el gran día?

Al momento de preparar el neceser de la novia, contemplen un kit de emergencia que contenga toallitas húmedas, papeles de arroz para eliminar el brillo del rostro, perfume, desodorante o antitranspirante, un frasco pequeño con crema humectante y talco para axilas o pies.

Asegúrense de seguir todos estos consejos y disfruten su boda. Sus axilas pasarán a segundo término cuando lancen el ramo de novia y la liga porque los invitados los acompañan para celebrar su felicidad, no para juzgarlos. Además, casi todos recuerdan básicamente tres cosas: la comida, la mesa de dulces para boda ¡y ¡a fiesta!