Consejos para una boda económica

¿Listos para empezar la organización de su boda? Avancen en sus preparativos sin dejar de ahorrar. Empiecen por elegir los aspectos más elementales de su celebración de la forma más fácil con ayuda de esta guía. Pequeñas decisiones, grandes ahorros. De las invitaciones de boda a los recuerditos, del menú al pastel de bodas, todos los elementos de […]

¿Listos para empezar la organización de su boda? Avancen en sus preparativos sin dejar de ahorrar. Empiecen por elegir los aspectos más elementales de su celebración de la forma más fácil con ayuda de esta guía. Pequeñas decisiones, grandes ahorros.

De las invitaciones de boda a los recuerditos, del menú al pastel de bodas, todos los elementos de la celebración nupcial implican una serie de elecciones: los novios deben descartar opciones hasta encontrar las que satisfacen mejor sus expectativas. Ni siquiera los muñecos para pastel de boda se toman a la ligera: ¡hay muchísimos modelos! Así, la organización de una boda económica puede empezar con algo tan sencillo como las decisiones básicas sobre las principales características de la celebración, en función del presupuesto deseado. Partiendo de los siguientes puntos, podrán ampliar su plan para los preparativos de la boda y empezar el camino hacia la celebración de sus sueños.

  • ¿En nuestra ciudad o afuera?

Algunas locaciones en ciudades, pueblos mágicos o playas pueden ser muy económicas. Una locación cercana al destino de su luna de miel puede ahorrarles transporte e incluso hospedaje. Aprovechar los recursos propios de cada locación les ayudará a economizar en menús y arreglos de mesa para bodas. Asimismo, una boda en la naturaleza puede aprovechar una temática como día de campo o parrillada, para ahorrar en el menú y en la decoración.

Por otro lado, una locación cercana a su hogar puede ser más práctica para sus preparativos, y es probable que ahorren en la logística. Los proveedores locales también pueden ofrecer paquetes o promociones que les ayudarán a ahorrar, y las locaciones urbanas son perfectas para bodas versátiles y estilos creativos.

  • ¿Muchos invitados o pocos invitados? 

Una boda con muchos invitados puede parecer costosa, pero adquirir elementos como invitaciones y recuerdos para boda económicos a precios de mayoreo será conveniente si quieren compartir el gran día con todos sus seres queridos. Sin embargo, la línea entre una boda grande y una boda fuera de control puede ser muy delgada, y por eso deben definir lo antes posible su lista de invitados. Una boda íntima puede ser más económica, pero quizás tendrán que pagar por servicios o cantidades de productos que no ocuparán.

Tener pocos invitados también permite explotar temas creativos, desde propuestas informales hasta recepciones muy lujosas. Una boda mediana puede combinar todos estos elementos para conseguir el balance perfecto de costos y calidad, pero es necesario tener un control riguroso de la lista de invitados, para ajustar el presupuesto lo mejor posible.

  • ¿Compramos o rentamos?

Hay elementos de la boda, como los vestidos de novia 2018, trajes de novio, cristalería e iluminación, que pueden comprarse o rentarse. Lo que deben preguntarse es cuáles de estas piezas serán útiles en su nueva vida, cuáles quieren conservar como recuerdo y cuáles son sólo necesarias para el día.

Por ejemplo, comprando la cristalería y personalizándola para sus invitados, pueden economizar en recuerditos, pero quizás quieran comprar sus outfits para conservarlos por siempre. Algunos elementos de utilería pueden usarse en las sesiones de fotografías, en la ambientación de boda y en el nuevo hogar, mientras que algunos arreglos florales para boda pueden alquilarse.

  • ¿Wedding Planner, si o no?

Si tendrán muchos padrinos y madrinas, o si muchos de sus seres queridos le ayudarán a organizar la boda, los servicios de un organizador u organizadora pueden ser prescindibles. Sin embargo, los wedding planners trabajan con proveedores profesionales, por lo que pueden negociar y conseguir precios y promociones más que convenientes. Además, la ayuda de los planners permitirá que los novios se relajen antes del gran día, y la mayor parte de los gastos imprevistos estará cubierta de antemano.

  • ¿DIY o mandado a hacer?

Aprender cómo hacer centros de mesa para boda nunca está de más: pueden acompañar la decoración con detalles totalmente personalizados y economizar un poco. También pueden practicar sus habilidades aprendiendo cómo hacer recuerdos para boda, especialmente si su boda tendrá pocos invitados.

Sin embargo, deben tener en cuenta que se requiere mucha paciencia y pericia para estos detalles, y si el resultado no los satisface tendrán que gastar doble para poder obsequiar a sus invitados. Mandar a hacer los detalles de la boda les garantizará calidad y les ahorrará tiempo, además de que pueden encontrar precios de mayoreo o detalles útiles, artesanías y productos hechos con recursos ecológicos, que serán bastante baratos.

  • ¿Temporada alta o temporada baja?

Si disfrutan de los precios de las temporadas bajas, les será más fácil encontrar opciones de mayoreo, o precios de menudeo accesibles. Durante vacaciones y días festivos los precios suelen subir, ya que los servicios y productos se demandan más. Sin embargo, estos inconvenientes pueden evadirse si la boda se organiza con suficiente anticipación: durante las temporadas altas se ofrecen promociones exclusivas y paquetes especiales para bodas. Además, hay locaciones que se decoran para las festividades, por lo que será un elemento menos en el cual deberán invertir.

Empezando con estas decisiones básicas, la organización de su boda será más sencilla y podrán empezar a ahorrar desde el primer momento en cada elemento. La previsión y la anticipación son cruciales para economizar, así que empiecen cuanto antes la búsqueda de sus recuerdos para boda, su pastel y sus centros de mesa económicos y originales.