¿Existen fechas menos convenientes para casarse?

Planear la boda con anticipación, al menos un año, da la oportunidad de encontrar el vestido de novia soñado y así no tener que andar a las prisas de cita en cita. Que si los centros de mesa para boda ya están listos o que las flores para boda deben ser sustituidas por otras porque corren riesgo de marchitarse muy […]

Planear la boda con anticipación, al menos un año, da la oportunidad de encontrar el vestido de novia soñado y así no tener que andar a las prisas de cita en cita. Que si los centros de mesa para boda ya están listos o que las flores para boda deben ser sustituidas por otras porque corren riesgo de marchitarse muy rápido. Por alguna razón, siempre se recomienda planear todo desde antes para tener la oportunidad de cambiar ciertos elementos, pero ¿la fecha de la boda?

Es poco probable que la fecha de la boda se pueda cambiar. Los proveedores prácticamente ya tienen todo listo para ese día, los trámites de la ceremonia ya se cumplimentaron y los invitados hicieron un espacio para poder asistir. Por eso es importante tomar en cuenta varios aspectos para elegir la fecha, pareciera que la elección puede ser cualquiera pero ¡no! Si quieren que la mayoría de los invitados estén presentes, deberán tomar en cuenta estos puntos.

Clima.

El ambiente puede ser un gran factor por el cual varios de los invitados no asistan. El mal clima, como la lluvia y el frío, impedirán que los presentes estén cómodos, más tratándose de una boda al aire libre. ¡Nadie querrá quitarse los abrigos!, las chicas no lucirán sus vestidos elegantes de fiesta que con tanto trabajo encontraron y la pista de baile estará practicamente vacia.

La temporada de huracanes comienza en junio y concluye a finales de noviembre, aunque este año las lluvias se anticiparon, no dejen de investigar cuándo comienzan para tener más asertividad.

Días de elecciones.

La semana de elecciones son días en los que las personas están ansiosos y preocupados por quién será el próximo gobernador. Tanto en las ciudad como en los estados habrá tensión y claramente todos los ciudadanos estarán enfocados en el tema. Esto puede causar que su atención se desvié e impida que disfruten de la celebración nupcial y el ambiente esté un poco rígido, ni los deliciosos ingredientes del pastel de boda elegante harán que esas caras inquietas se tranquilicen.

Días festivos.

El día de las madres, fechas patrias, semana santa, navidad, año nuevo y todas aquellas fechas con valor significativo, no son la mejor opción para casarse. Varias familias aprovechan para reunirse y salir a vacacionar o descansar. Por consecuencia, la mayoría de los invitados no asistirán. Además, algunos de los proveedores pueden ocupar estos días para despejarse, lo que ocasionará que probablemente el día de la boda no estarán para apoyarlos.

Eventos deportivos.

El Mundial, la Champions League, las Olimpiadas, la MMA y el Superbowl ¡son fechas intocables para los aficionados! Juegos clásicos, batallas importantes y finales, todo aquello que redunde en algún deporte son días sagrados para los hombres (incluyendo al futuro novio, si no pregunten).

Será mejor saltarse esas fechas para conllevar la unión nupcial, no indica que sean días malos ¡pada nada! Simplemente no querrán invitados pegados al celular o corriendo de un lado a otro en busca de un televisor para no perderse ni un detalle mientras lanzas el ramo de novia natural con la mitad de los invitados presentes.

Días de mala suerte.

Claramente esto aplica para aquellas parejas que sean supersticiosas. Pero si son creyentes de las fechas con “mala suerte” eviten por completo colocar en las invitaciones para boda elegantes los días como: martes 13, viernes 13, junio 29 y octubre 31. Añadiendo a esto, si no quieren pasar un mal rato de bromas pesadas por el día de los Inocentes, el 28 de diciembre ¡tal vez no será la mejor fecha!

Sabemos que México es un país con muchas tradiciones, leyendas y supersticiones, si conocen alguna otra que no conozcamos, compártanla y elijan otro día para la boda.

Periodo vacacional.

¡Julio y diciembre son los meses más esperados por niños y grandes! Indican viajes, descanso, no levantarse temprano, disfrutar de la familia y amigos, comprar regalos y preparar la Navidad. El verano y el invierno son temporadas prometedoras de consentir y descansar. Las vacaciones duran de 2 a 3 semanas y varias familias y parejas optan por irse a otro sitio para disfrutar de otro clima y entorno.

Si ustedes han tenido jornadas laborales muy pesadas ¿por qué elegir esas fechas? Mejor a disfrutar de esos días de descanso y planeen para después la anhelada boda. Finalmente los centros y recuerdos para boda originales seguirán siendo los mismos pero entregados en otra fecha.

Estos son algunos de los periodos menos convenientes a elegir para portar el vestido de novia corte princesay tomados de las manos partir la primera rebanada del pastel de boda. Sabemos que la emoción de ya querer casarse es indescriptible pero ¡todo con calma! Tomando en cuenta estos puntos seguramente hallaran la mejor fecha para celebrar su gran amor.