Fotografías antes de la ceremonia religiosa o verse hasta el altar

Mucho se habla de las costumbres y tradiciones entorno a una boda. Lo que es un hecho es que los novios millennials están marcando tendencias. Estas nuevas tradiciones serán difíciles de ignorar para cualquier mujer comprometida. Y es que hoy en día los enlaces se han convertido en espectáculos característico de cada pareja alrededor del […]

Mucho se habla de las costumbres y tradiciones entorno a una boda. Lo que es un hecho es que los novios millennials están marcando tendencias. Estas nuevas tradiciones serán difíciles de ignorar para cualquier mujer comprometida. Y es que hoy en día los enlaces se han convertido en espectáculos característico de cada pareja alrededor del mundo, en los cuales a las chicas les cuesta un enorme trabajo renunciar a estas modas y estilos, por muy tradicionalista que la pareja sea.

Uno de los hits que marcaron una fuerte tendencia y que ha puesto a muchas novias en aprietos es el primer encuentro de los novios. Podrás seleccionar entre tomarse fotografías antes de la ceremonia religiosa o verse hasta el altar.

Según la tradición

Se dice que el día de la boda, el novio no debería ver a la novia hasta cuando la entregan en el altar, ya que es de mal augurio. En definitiva, este encuentro es uno de los momentos más esperados por los asistentes a la ceremonia. En él, los novios eran captados en maravillosas fotos llenas de sentimiento y romance. Claro está que todo en medio de las miradas embelesadas de los testigos y rodeados de la majestuosidad del interior de las iglesias.

Las nuevas generaciones

Los novios millennials vinieron a revolucionar este reencuentro. Ahora, se ven antes de la ceremonia religiosa para regalarle a la lente de la cámara poses inéditas y muy románticas. Además, los paisajes que se eligen están llenos de color para ilustrar la historia de amor que se desea contar con diferentes ángulos y perspectivas. También, en muchas ocasiones se cuenta con la colaboración del cortejo nupcial para lograr estas tomas. 

¿Cuál elegir?

En definitiva, decidir entre estas dos hermosas opciones no es fácil y se vuelve hasta un proceso complicado. Por ello, muy pocas novias llegan a estar convencidas al cien de haber elegido la mejor.

Sorprendentemente, la segunda opción es la que más roba el corazón de las prometidas. Esto debido a que actualmente ocho de cada diez novias han decidido realizar el primer encuentro fuera de la iglesia. La finalidad principal es realizar más de una sesión de fotos, ya sea en la locación donde será la recepción u otras. Los novios millennials quieren más recuerdos de su boda que en cualquier otra época.

Seguramente estás en medio de un debate existencial entre lo tradicional y las nuevas tendencias. ¡No te preocupes! Cualquiera de las dos opciones es divina. Lo único que debes considerar es si va con tu personalidad, y ahí encontrarás las repuestas.