Juegos para despedida de soltera

Las despedidas de solteras se pueden preparar de muchas formas, desde algo tranquilo y casero hasta una super fiesta digna de recordar. Sin duda alguna existen muchos juegos para despedidas de soltera originales, todo depende del presupuesto, tipo de novia y las ganas de preparar que tengas. Ronda de preguntas La novia es el blanco […]

Las despedidas de solteras se pueden preparar de muchas formas, desde algo tranquilo y casero hasta una super fiesta digna de recordar.

Sin duda alguna existen muchos juegos para despedidas de soltera originales, todo depende del presupuesto, tipo de novia y las ganas de preparar que tengas.

Ronda de preguntas

La novia es el blanco común de todas las asistentes, así que una buena idea es jugar al juego de “¿Cuánto conoces a la novia?”.

La idea original consiste en pedirle a la novia que haga preguntas a todas sobre sus cosas personales y las asistentes tienen que intentar adivinar la respuesta.

Si conocen realmente bien a la novia no habrá dudas… ¿verdad?

De todas formas, las risas están garantizadas.

Test de compatibilidad

Esta actividad consiste en comprobar cuanto se conocen los novios realmente. Una buena forma es grabar una entrevista al novio con las preguntas que luego se le harán a la novia.

De esta manera al finalizar se podrá ver lo que dijo el novio y cuantas respuestas fueron iguales. No importa si no aciertan ninguna, la cosa es ver al novio en el vídeo grabado como cómplice del juego.

El pepino

Este juego es muy divertido y es perfecto para romper el hielo en el ambiente. Estos son los pasos:

  • Se crea un círculo de amigas
  • El pepino se pone en los muslos (entre las rodillas mejor)
  • Se pasa el pepino a la amiga de la izquierda
  • Si a alguna chica se le cae el pepino sale del grupo directamente
  • Se pueden añadir giros, música más rápida y otras cosas para hacerlo más emocionante

Yo nunca…

Un clásico de siempre en la despedida de soltera, se trata de un mini juego donde cada persona del grupo tiene que empezar la frase con “Yo nunca” y decir algo que nunca ha hecho o nunca haría.

Cuando la persona dice un hecho que nunca ha hecho las otras personas que sí lo hayan hecho pueden levantar la mano. Esto también se puede combinar con la bebida, en plan penalizando a la persona que levanta la mano. Así las más atrevidas terminarán bebiendo más.

El vestido de papel higiénico

En este tipo de fiestas todo el mundo tiende a disfrazarse, ahí empieza realmente la diversión. Una forma, de vestir a la novia y las damas de honor antes de empezar otras actividades, consiste en envolverlas con papel higiénico.